Hermandad de la Soledad de Huevar

SEDE CANÓNICA

SEDE CANÓNICA

La Hermandad de la Soledad tiene su sede canónica en la Capilla de Ntra. Sra. de la Soledad situada en la nave del Evangelio de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción.

Anteriormente y desde época inmemorial la Hermandad residía en su Ermita de Ntra. Sra. de la Luz y San Juan Bautista situada a cuarenta y dos varas de la Iglesia Parroquial y formando parte de un hospital u hospicio para los pobres.

En el año 1787 debido fundamentalmente al estado de deterioro de la Ermita -llegando incluso a prohibirse la celebración de la misa en este lugar- se trasladan las Imágenes a la Parroquia de la Asunción, concretamente al lugar donde se encuentran en la actualidad.

sede canonica

Dicha Capilla se construyó sobre una primitiva torre moruna que funcionaría, posiblemente, como defensa adelantada de la ciudad de Niebla. En el año de 1984 se somete a una intensa restauración descubriéndose durante la misma evidencias del abovedamiento primitivo y parte del muro, rampas o escaleras de la misma.

Además de los Titulares de la Hermandad, en la Capilla se encuentran las Imágenes de Santa Gertrudis e Inmaculada Concepción, ambas donadas en 1920 por Don Amante Laffón y Fernández, quien sería nombrado Hermano Mayor Honorario el 3 de marzo de 1922. Son dos Imágenes de vestir de pequeñas dimensiones y en el caso de la Inmaculada lleva inscrito en su corona la siguiente leyenda: “Soy la Inmaculada Concepción”.

Otra de las donaciones más significativas fueron las rejas de la Capilla por parte de la Excma. Sra. Marquesa de la Motilla en 1942 según puede constatarse en la carta de agradecimiento enviada el 15 de septiembre de ese mismo año por el entonces Hermano Mayor a Don Francisco Fernández de Villavicencio, administrador de la Sra. Marquesa.

Igualmente, la Hermandad posee en el interior de su Capilla tres cuadros: una Inmaculada murillesca de comienzos del siglo XVIII, una Santísima Trinidad un poco más tardía y un Divino Pastor de finales del siglo XVIII.